Carta de renuncia de Koichi Tohei al Aikikai

Uno de los capítulos más oscuros de la historia del Aikido

En 1974 Koichi Tohei, el que fuera instructor jefe del Hombu Dojo del Aikikai de Tokyo y primer décimo dan otorgado por el Fundador, renuncia a su posición y abandona la organización liderada por Kisshomaru Ueshiba. Crea entonces su propia organización, la Shin Shin Toitsu Aikidokai (Sociedad para el Aikido con Cuerpo y Mente Coordinados), incorporando sus métodos de cultivo del Ki al curriculum oficial.

El hecho de la renuncia de Tohei y su abandono del Aikikai provoca que sus seguidores tengan por delante la difícil decisión sobre si permanecer en el Aikikai o si seguir a Tohei a su nueva organización.

He aquí el texto de la carta de renuncia:

Estimado,

El 1 de mayo de 1974 decidí dejar la sede del Aikido dirigida por el Sr. Kisshomaru Ueshiba y crear el Shin Shin Toitsu Aikido, que es el Aikido con mente y cuerpo coordinado.
Excepto durante cuatro años que pasé en el campo de batalla durante la guerra, en los últimos treinta años he intentado con todo mi corazón devolver la bondad del Maestro Morihei Ueshiba, fundador del Aikido y quién me lo enseñó.
He enseñado Aikido en los Estados Unidos y he apoyado el Segundo Doshu Kisshomaru Ueshiba desde la muerte del Fundador.
Pero ahora las circunstancias no me dejan otra opción de, con profundo pesar, abandonar la Sede del Aikido.
Me gustaría explicar las razones y los sentimientos detrás de mi decisión.

Por invitación del Hawai Nishikai, en febrero de 1953 fui a Hawai por primera vez para trabajar por la propagación del Aikido en América. El Dr. Katsuo Nishi, fundador y presidente de la sede Nishikai en Japón, una organización dedicada a mejorar la salud, me había recomendado su organización subsidiaria en Hawai.
No fui enviado por la sede central del Aikido.
En aquel entonces, el cuartel central del Aikido lo era tan sólo de nombre. A causa de los bombardeos durante la guerra el techo y las paredes de la sede estaban a punto de caer y en el interior no había tatami en el Dojo.
El Segundo Doshu Kisshomaru Ueshiba estaba trabajando como asalariado de la Osaka Shoji Company Ltd.. En la sede sólo había unos pocos estudiantes que practicaban sólo una hora al día.
En Hawai nadie había oído hablar del Aikido, como tampoco en el propio Japón, sólo un puñado de personas conocía el nombre de Aikido. Estas fueron las circunstancias a las que tuve que hacer frente y por las que tuve que superar muchos desafíos de otros artes marciales y deportes. Pero en octubre de 1953 creé Dojos de Aikido en todas las islas del estado de Hawai. Desde entonces, durante los últimos veinte años he visitado dieciocho estados en Estados Unidos, incluyendo California, Illinois, Nueva York y Washington, e hicé mucho por difundir el Aikido en los Estados Unidos como está en estos momentos.

Mientras yo estaba haciendo un segundo viaje por los EE.UU. en 1955 el Sr. Gozo Shioda, uno de los estudiantes del más alto grado del Maestro Ueshiba, se separó de la sede del Aikido para abrir un nuevo Dojo que él llamó Yoshinkan. Recopilando hombres ricos, políticos, escritores, etc. fue capaz de hacer un debut exitoso.
Por otro lado con las condiciones existentes en la sede central del Aikido descritas anteriormente no era posible competir con el Yoshinkan. El peligro de una sede del Aikido fantasma era muy real y cercano. Yo era consciente de ello mientras estaba en Hawai. Tras explicar el problema a mis estudiantes de allí recibí cerca de 1.500 dólares [aprox. 1.200 euros, correspondientes a aproximadamente 80.000 euros de hoy, n.d.t.] de ellos y enviamos este dinero a Japón. Con él la sede del Aikido se reparó y se compraron nuevos tatamis.

Tras mi regreso a Japón lo primero que hice fue dejar de lado al Yoshinkan Aikido y trabajé duro para aumentar el prestigio de la sede del Aikido en todo el mundo. Con esto en mente, y por petición de Kisshomaru Ueshiba, acepté el cargo de Instructor Jefe de la Jefatura del Aikido.
Tras aprender Daito Ryu Jujutsu con el maestro Sokaku Takeda, Morihei Ueshiba finalmente originó el Aikido con la introducción del principio del Ki en las técnicas de Jujutsu Daito Ryu. Así el Ki es la esencia del Aikido. Y del Ki obtiene el Aikido el nombre así como su fuerza, y por eso el fundador Morihei Ueshiba lo llamó Aikido.
Sin el principio del Ki el Aikido vuelve a ser nada más que el Daito Ryu Jujutsu originario.
Así que tras la muerte del Maestro Ueshiba el 26 de abril de 1969, yo estaba convencido de que la mejor manera de pagar su bondad y preservar para la posteridad el verdadero Aikido era el establecer los principios del Ki firmemente en la sede del Aikido. He hecho constantes esfuerzos para hacer esto. Pero por desgracia, el Segundo Doshu Kisshomaru Ueshiba no aceptó mi punto de vista y dijo: “No es necesario entrenar el Ki. El Ki viene por sí mismo durante la práctica del Aikido”.
Obstaculizado para solidificar los principios del Ki en el Aikido en la sede, temíade que con mi muerte estos principios se perderían al mundo. Así que después de discutirlo con el Segundo Doshu Kisshomaru Ueshiba obtuve su permiso para enseñar los principios del Ki en otro lugar fuera de la sede. Pero antes de hacer esto me auto-impuse voluntariamente las siguientes cinco condiciones. El Segundo Doshu las aceptó de buena gana:

1. Nunca voy a utilizar el nombre de Aikido.
2. Nunca voy a enseñar las técnicas de Aikido.
3. Nunca voy a utilizar el edificio de la jefatura del Aikido.
4. Nunca voy a utilizar el dinero de la sede del Aikido.
5. Nunca voy a tratar de robarle estudiantes a la sede.

No sólo quería pasar en los principios del Ki, así que al mismo tiempo me mantuve en la sede del Aikido. Esta es la razón de estas cinco condiciones, con que miré de no perturbar a la sede de ninguna manera.
Después de enseñar esclusivamente Aikido durante treinta años sin necesidad de utilizar el nombre de Aikido o enseñar sus técnicas, sólo tuve que enseñar los principios del Ki. Tal vez usted pueda entender y apreciar las dificultades y los problemas a los que me tuve que enfrentar.

A petición del Segundo Doshu permanecí como Instructor Jefe de la sede y continué enseñando técnicas de Aikido en mis clases en la misma. Mientras tanto organicé el Ki No Kenkyukai (Sociedad del Ki) donde enseño los siguientes temas:

1. Unificación de Mente y Cuerpo (coordinación de la mente y el cuerpo en la vida cotidiana).
2. Métodos de respiración (respiración para unificar la mente y el cuerpo en un estado de relajación).
3. Ki No Seiza Ho (meditación Ki para enseñar la calma en la acción y la acción en la calma).
4. Ejercicios para el desarrollo del Ki (coordinación de la mente y el cuerpo en la acción).
5. Me Kiatsu (presiones y curación a través del poder del Ki).

Sugerí a mis estudiantes en el extranjero, además de las clases regulares de Aikido, participar en clases de Ki una vez a la semana y enseñar a otros cómo relajarse, cómo coordinar la mente y el cuerpo, cómo dormir bien por la noche y otras cosas de valor práctico para nuestra vida cotidiana.
Estas clases de Ki habrían sido ideales para los ancianos, los enfermos, los débiles o los que no quieren proyectar o ser proyectados por otra persona pero quieren saber sobre el Ki.
Los que han seguido mi consejo han conseguido nuevos estudiantes que han venido a aprender el Ki, no el Aikido, y sus dojos han crecido cada vez más. Como resultado de esto, ellos me agradecieron mucho.
En Japón no había conflictos entre la Sociedad del Ki y la sede del Aikido, y nunca habían surgido problemas.
Sin embargo el señor Yoshimitsu Yamada, sexto Dan de Aikido e instructor enviado por la sede a Nueva York, se ha opuesto a la Sociedad del Ki desde el comienzo del año pasado.
Él ha distorsionado deliveradamente la realidad de la situación y ha dicho: “¿A quién pertenece, a la Sociedad del Ki o al Aikido? Si usted pertenece a la Sociedad del Ki, por ahora no puede practicar Aikido. Koichi Tohei fue retirado del cargo de Instructor Jefe de la sede”.
En los últimos veinte años sólo he promocionado el Aikido en los Estados Unidos.
Sin saber exactamente lo que era la Sociedad del Ki y en consecuencia las cosas que yo les enseñé, sólo con el Aikido, el público y los estudiantes por supuesto habrían elegido Aikido cuando se le preguntó de la manera de la que lo hizo el Sr. Yamada. Es natural.
El Sr. Yamada inteligente y maliciosamente se aprovechó de mi deseo de proteger a la sede central del Aikido y mi promesa de no utilizar el nombre de sus técnicas de Aikido en la Sociedad del Ki. Por supuesto que se puede practicar Ki y Aikido si se desea, y por supuesto que yo no había sido eliminado como Instructor Jefe.
El Sr. Yamada ha hecho esto porque guarda rencor contra mí. Hace cuatro años, sin tener el poder o el derecho a hacerlo, se auto-proclamó presidente de la Federación de Aikido de los Estados Unidos en un artículo y trató de tomar el control sobre el Aikido en todo Estados Unidos. En el mismo artículo también escribió: “El presidente de la Federación de Aikido de los Estados Unidos debe ser japonés, y la sede del Aikido nombrará al presidente directamente”.
En ese momento había cuatro asociaciones en los Estados Unidos: Hawai, Costa Oeste, Centro-Oeste y Costa Este. Dado que las cuatro actuaban de manera independiente una de la otra era apropiado que estas cuatro federaciones se organizaran en una (única) Federación de Aikido de Estados Unidos, después de haberse puesto de acuerdo. Entonces podrían elegir al presidente.

A la luz de esto me preocupaba que si los japoneses habían tratado de tomar el control sin el consentimiento de ninguna de las federaciones (ya existentes) ésto podría allanar el camino para muchos problemas en el futuro.
Hubiera sido mejor si cada federación hubiera elegido a su presidente. Así que yo bloqueé el intento del Sr. Yamada de convertirse en el presidente. Debido a esto guardaba rencor contra mí en su corazón. Cuando empecé la Sociedad del Ki pensó que se trataba de una buena oportunidad para volver contra mí. Difundió documentos hablando mal de mí por todo Estados Unidos y planeó controlar el Aikido en Estados Unidos. Por supuesto hacer esto estaba más allá de su poder.
Entonces ese año, con la excusa de celebrar el décimo aniversario del New York Aikikai, el Sr. Yamada planeaba invitar al Segundo Doshu en América con la autoridad del Presidente de la Federación de Aikido de Estados Unidos. Si el Segundo Doshu hubiera aceptado esta invitación sería (por unanimidad) reconocido como presidente el Sr. Yamada. Advertí al Segundo Doshu Kisshomaru Ueshiba que esto era lo que se proponía y que el Sr. Yamada tenía en mente controlar todos los Estados Unidos. Pedí repetidamente al Doshu no aceptar la invitación del Sr. Yamada y le sugerí si él deseaba viajar a los EE.UU. tendría que informar a cada una de sus federaciones directamente. Le advertí que si acudía a la invitación del Sr. Yamada sin duda surgiría un grave problema.
En buena lógica era justo que el Segundo Doshu reprendiese al Sr. Yamada por su auto-proclamación como Presidente. Pero Doshu no hacía más que decirme: “Yo nunca he reconocido al Sr. Yamada como presidente de la Federación de Aikido de los Estados Unidos”. Y diciendo esto vino a los Estados Unidos de acuerdo al programa del Sr. Yamada.
En Nueva York, Boston y Los Ángeles el Segundo Doshu visitó dojos donde mi foto había sido retirada de las paredes. En una gran exhibición en Los Ángeles en la que el Doshu participó el Sr. Yamada fue presentado como Presidente de la Federación de Aikido de los Estados Unidos en frente de cerca de dos mil personas.
Luego, acompañado por el Sr. Yamada de Nueva York, el Sr. Kanai de Boston, el Sr. Akira Tohei de Chicago, todos los que habían sido enviados desde la Sede, y el Sr. Francis Takahashi de Los Angeles, el Segundo Doshu fue a Hawai, donde durante muchos años me he dedicado a la construcción y difusión del Aikido.
Durante el recibimiento de Doshu fui completamente ignorado en presencia de muchos de mis estudiantes de Aikido. Adjunta (a la presente) hay una copia de la carta de protesta enviada al Dr. Yorio Watatake, Presidente del Hawai Aikikai, de los representantes de cada una de las islas de Hawai.

Aprendí Aikido del Fundador Morihei Ueshiba durante dos años y durante treinta años he hecho todo lo posible para la Sede del Aikido. Tras la muerte del Fundador he tratado de apoyar el segundo Doshu. Pero esta vez, debido a las acciones del Segundo Doshu, mis esfuerzos para seguir y difundir el verdadero camino del Aikido durante treinta años en todo Japón y los Estados Unidos, han sido frustrados. Hay una gran diferencia entre la forma en que enseñé Aikido con Ki y Aikido sin Ki. No puedo pasar por alto que esto es obvio. Ahora no sólo tengo que seguir mi propio camino, sino que al mismo tiempo tengo que proteger a los estudiantes que me siguen. Además de esto tengo que preservar la Vía del Universo y dejarla para la posteridad.
He hecho el propósito de separarme de la sede de Aikido y el 19 de abril en la recepción del Doshu en Hawai anuncié mis intenciones y pensamientos para el futuro. Dije: “Ofrezco mi renuncia al cargo de Instructor Jefe de la Sede del Aikido así como de todas mis correspondientes obligaciones y el 30 de abril de 1974 comenzaré mi “Shin Shin Toitsu Aikido”, Aikido con Mente y Cuerpo Coordinados”. Al final de mi discurso dije: “De ahora en adelante voy a romper las cinco condiciones que hice por respeto y deseo de apoyar a la Sede del Aikido. Les pido decidir por sí mismos si desean seguir el “Aikido con Mente y Cuerpo Coordinados” o el “Aikido sin Mente y Cuerpo Coordinados”, o “Aikido con Ki” o “Aikido sin Ki”; no si desean seguir a la Sociedad del Ki o al Aikido. Pero si no me siguen por favor no enseñen las cosas que les enseñé. Por favor no enseñen las cuatro reglas básicas que son:

1. Mantener un centro estable.
2. Relajarse por completo.
3. Mantener el enraizamiento.
4. Extender el Ki.

Por favor, no enseñen el brazo inflexible, el cuerpo que no se puede levantar, y así sucesivamente. No enseñen estas cosas porque el Fundador Morihei Ueshiba no las enseñaba sino que las he descubierto yo solo. Como evidencia de esto en el pasado el Segundo Doshu dijo: “Este es el estilo de Tohei. No imiten su estilo, mi padre (el fundador Morihei Ueshiba) no enseñó estas cosas, de hecho, si otros instructores enseñan estas cosas en la Sede, se tomarán represalias”.

El 29 de abril regresé a Japón desde Hawai, y al día siguiente, acompañado por el Sr. Shinichi Suzuki, Vicepresidente del Hawai Aikikai, fui a ver al Segundo Doshu Kisshomaru Ueshiba. Ellos aceptaron mi renuncia como Instructor Jefe, como miembro de la Junta Directiva, y de todas las funciones de la Jefatura del Aikido. También reconocieron y aceptaron el hecho de que me gustaría empezar el “Aikido con Mente y Cuerpo Coordinado” y otorgar mis propios grados dan y kyu. Desde mi juventud he entrenado mi mente y mi cuerpo. He practicado meditación bajo el Maestro Zen Josei Ohta, Presidente del Templo Daitokuji en Kyoto, y Misogi, que es un ritual shintoísta para purificar y disciplinar la mente y el cuerpo, con el Maestro Tetsuji Ogura y el Maestro Tesso Hino. También he practicado la unificación de mente y cuerpo con el Maestro Tempu Nakamura. Incluso ahora soy adicto a mi formación personal que continuará tanto tiempo como viva.
Es con el corazón que quiero alcanzar las verdades universales. Tengo la intención de compartirlas con los demás en todo el mundo así como su conservación para los que vengan después de mí. Si ustedes comparten mis pensamientos y mis ideales espero que se unan a mí en el descubrimiento y la enseñanza de los principios del Ki y las verdades universales.

Sinceramente,
Koichi Tohei
Presidente de la Sociedad del Ki
Fundador del Aikido con Mente y Cuerpo Coordinado

Esta carta ha permanecido en los escritorios de la gente interesada por más de treinta años y finalmente salió a la luz por mediación de Stanley Pranin a quien debemos estar agradecidos por aportar este material de gran importancia para comprender una de las piezas más oscuras de la historia del Aikido.

10 comentarios en Carta de renuncia de Koichi Tohei al Aikikai

  1. Realmente, una lectura muy interesante, muchas gracias.

  2. Ínter esante documento

  3. Hola practico ki aikido hace unos años y la verdad no sabia mucho sobre esta historia , la verdad es una pena q el aikido este tan dividido , si no fuera por eso seria una gran y unica escula con muchos conocimientos , pero bueno hay q aceptar como son las cosas , muchas gracias por compartir esto , saludos colega .

  4. Una de las mayores exhibiciones de ego, orgullo herido y vanidad que he visto en mi vida.

  5. Felipe Carrasco // 29/05/2015 en 14:07 // Responder

    Sin Palabras…

  6. Luis Cargnelutti // 06/12/2015 en 20:32 // Responder

    Realmente , no puedo decir que mi opinión este por encima de estos grandes maestros pero una sabia enseñanza que recibí dice que la espiga de trigo cuanto mas madura mas se inclina y esto no es lo que demuestran estos maestros parece que el EGO a dominado sus corazones y en ves de sumar los conocimientos y continuar en paz y armonía dividen y no nos dan la posibilidad de aprender , experimentar otras formas obviamente nacidas luego de las enseñanzas del AIKIDO por ello me entristece ver que una gran acción de parte de Morihei Ueshiba se vea empañada por sus sucesores que no entendieron a mi parecer la primera frase del AI-KI-DO ….Medítenlo cada uno en sus corazones !

  7. Waaaooo muy impresionado, pero estoy deacuerdo con el Sensei Koichi Tohei.

4 Trackbacks y Pingbacks

  1. Aikido en Línea Entrevista a Yoshimitsu Yamada (I) » Aikido en Línea
  2. Aikido en Línea Morihiro Saito como sucesor de la Yoshinkan
  3. Aikido en Línea Biografía de Kisshomaru Ueshiba (IV): desarrollo internacional del Aikikai.
  4. Entrevista a Yoshimitsu Yamada (I)

¿Dudas, aclaraciones, reprimendas?. Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: